¿De qué forma se puede aprender a ser un mejor líder?

    liderazgo prueba lider
    liderazgo

    Hay personas que tienen habilidades innatas para dirigir, pero muchas de estas se pueden aprender y poner en práctica día a día en nuestros lugares de trabajo. La mayoría de las veces, para ser un buen líder, se necesita 10% de talento y 90% de preparación y trabajo duro.

    Ser un líder puede ser una tarea difícil si no se cuenta con las herramientas adecuadas para poder sacar el máximo provecho de ti mismo y de tus colaboradores a cargo. Incluso puede ser perjudicial si se trata de dirigir o gestionar un equipo y desconocemos o carecemos de algunas herramientas básicas para la gestión de equipos (que puedes conocer aquí) .

    Sin embargo, está comprobado que con esfuerzo, trabajo duro y una buena preparación, cualquier habilidad puede ser aprendida y asimilada como propia a lo largo del tiempo. Todas las herramientas necesarias para ejercer un buen liderazgo pueden estudiarse, y ponerse en práctica (Puedes leer también es posible estudiar un diplomado para ser un mejor líder) .

    No hay duda de que el estudio de habilidades blandas da resultados extraordinarios a las organizaciones y colaboradores que participan en capacitaciones sobre éstas áreas. Pero ¿cuáles son los con contenidos más importante? ¿En qué herramientas me debo enfocar? ¿Por qué área debo partir? 

    En eClass contamos con cursos y diplomados especiales para potenciar las habilidades de liderazgo en personas y equipos. Todos ellos cuentas con la certificación de instituciones de prestigio.

    Otras opciones para aprender a ser un mejor líder es informarte sobre las estrategias adecuadas para resolver conflictos, generar equipos de alto desempeño (aprender qué son y cómo conformarlos aquí) y profundizar los conocimientos en tu área.

    Si quieres aprender estrategias y dinámicas para resolver conflictos también puedes descargar nuestro ebook gratuito de "8 dinámicas para la consolidación de equipos".

    Por último, reiteramos nuestro mensaje: estudiar es la mejor forma de aprender nuevas herramientas y desarrollar nuevas habilidades. Esto forma parte del set de buenos hábitos de un buen líder - estudiar continuamente - lo que te permitirá progresar en tu desarrollo profesional.

    ¿El jefe como coach? Nuevas opciones de liderazgo

    shutterstock_439214011
    shutterstock_439214011

    En la Era del Conocimiento el líder debe posicionarse como coach o agente conversacional, siendo capaz de generar estados emocionales para conseguir un alto rendimiento, aumentar la confianza y elevar al máximo el potencial de los colaboradores.

    Hoy en día es necesario romper el paradigma del antiguo modelo de gestión proveniente de la Era Industrial para comenzar a utilizar uno nuevo, acorde a los requerimientos de la Era del Conocimiento. En este sentido, los Jefes y cualquier persona con trabajadores bajo su responsabilidad han comenzado a ejercer un nuevo rol en las empresas.

    Para esto se requiere de un nuevo tipo de jefe, que esté capacitado para tal magna misión. Este nuevo jefe es llamado Coach y, en base a las características del coach, conoceremos las características de un Jefe (o Líder) en los tiempos modernos.

    Liderazgo para la Resolución de Conflictos - ¡Descarga gratis la guía!

    La última competencia mencionada es fundamental, ya que a través de las preguntas y respuestas el Jefe se entera, no solo de las habilidades que el trabajador posee, sino también de su plan de acción y el curso del mismo. Por su parte, el trabajador toma conciencia de sus acciones y al ver que su Jefe está al tanto de las mismas y de su plan, se siente apoyado por él e, inconscientemente, comienza a sentir confianza en sí mismo y la motivación necesaria para tomar la responsabilidad de su tarea.

    Sin embargo, las presiones del día a día y los objetivos de corto plazo hacen que el Jefe declare no tener tiempo, optando por la vía fácil: dar órdenes en vez de formar a su personal y aplicar la solución técnica de enviarlos a distintos cursos.

    Lo que no ven los jefes, cegados por las presiones, es que si formaran a su personal en el mediano plazo se librarían de varias responsabilidades, pues serían sus colaboradores quienes tomarían, voluntaria y libremente alguna de ellas, comenzando así a generar un vínculo virtuoso de aprendizaje.

    En este sentido, un jefe Coach:

    • -No solo logra “liberarse” de responsabilidades, sino también se libera de la tarea de tener que “apagar incendios” urgentes proporcionados por su personal dependiente.

    • -Desarrolla la conciencia y la responsabilidad de su personal, por medio de preguntas y de la generación de opciones, no de directrices.

    • -Tiene paciencia, sabe escuchar, por lo que es imparcial y se desapega de su propia mirada, se interesa en su personal, es perceptivo y puede leer entre líneas, observando las emociones y gestos corporales de su interlocutor, es consciente del entorno y sobre todo consciente de sí mismo. Gana autoridad, más allá de la meramente formal, y es experto en hacer preguntas abiertas que llevan a las personas a pensar por sí mismas.

    ¿Crees que es posible gestionar este tipo de jefatura en tu empresa? Si quieres seguir aprendiendo sobre técnicas de liderazgo te invitamos descargar nuestro ebook y seguir ahondando en el “Liderazgo para la resolución de conflictos” en este enlace. En este documento encontrarás las claves para lograr el éxito en los equipos que lideres.

    Herramientas que todo buen líder debe poseer

    Herramientas que todo buen líder debe poseer
    Herramientas que todo buen líder debe poseer

    Hoy en día nuestro entorno laboral requiere cada vez más líderes. El mercado se vuelve más competitivo y los ejecutivos buscan sacar más provecho a los equipos de trabajo y que sean de alto desempeño.

    ¿Cómo lo sabemos? Según Universium, el 41% de los ejecutivos esperan que los líderes saquen más provecho de sus equipos y más del 50% de los empleados renuncian a sus empleos por culpa de sus jefes, según reportó Gallup.

    Ante esto, los líderes se vuelven cada vez más fundamentales en el mercado laboral actual. Por eso decidimos mostrarte las herramientas que todo buen líder debe poseer:

    Escuchar y prestar atención: es fundamental para de entender sus motivaciones y sus preferencias. Ahí encontrarás la clave para seleccionar cuáles son las labores que mejor se ajustan a cada uno de los miembros de tu equipo.

    Hablar y establecer canales claros de comunicación: créanlo o no, más del 69% de los jefes sienten incomodidad al momento de hablar con sus empleados, según Interact. Esto puede generar situaciones de conflicto por no establecer un protocolo para expresarse de la forma correcta y puede derivar en interrupciones en la dinámica de trabajo y malos entendidos.

    Motivar: un buen líder sabe cuándo y cómo motivar a su equipo. Busca las formas en que ellos se sientan identificados y así mantenerlos en la ruta hacia un objetivo común.

    Responsabilidad: un buen líder sabe que debe dar el ejemplo al resto del equipo, es por ello que debe ser el primero en cumplir sus labores, debe estar organizado, buscar soluciones cuando haya imprevistos y resolverlos. 

    Actuar: un líder no puede sentarse a esperar que los problemas se resuelvan solos. Dentro de sus cualidades debe estar una actitud positiva y apta para buscar soluciones eficaces a los imprevistos. Así como también no debe ser adverso a tomar nuevos retos y asumir cambios. Un líder sabe que él es el motor que mueve al resto del equipo, por ello debe estar en contante acción.

    Perder el miedo al fracaso: un buen líder puede asumir errores luego de tomar un decisión que no obtuvo buenos resultados. También tiene la capacidad de intentar nuevos métodos y probar alternativas a los métodos tradicionales. Esta persona sabe que no siempre las cosas salen como se esperaban y que nunca se obtendrán resultados diferentes si siempre se actúa de la misma forma.

    Estudiar continuamente: es fundamental que el líder esté actualizado en su área de desempeño. Esto le otorgará credibilidad entre sus pares y puede marcar la diferencia en la obtención de mejores resultados.

    Herramientas-lider

    Estas herramientas de trabajo para aplicar en tu entorno laboral son parte de lo que un buen líder debe considerar en su día a día. 

    6 elementos para ejercer un liderazgo positivo

    6 elementos para ejercer un liderazgo positivo
    6 elementos para ejercer un liderazgo positivo

    Abordaremos los factores centrales para fomentar un clima positivo dentro de los equipos de trabajo. Te invitamos a conocerlos en detalle:

    1. Eficacia y Eficiencia
    La eficacia, entendida como la capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera, es una palabra clave cuando nos referimos a objetivos.

    Un equipo de trabajo tiene un fin en común que es lograr las metas definidas. Si este objetivo no es alcanzado, independiente de las múltiples razones que puedan surgir en el camino, podemos estar frente a un grupo laboral no eficaz, lo que tendría una serie de consecuencias tanto para los miembros del equipo como para la organización.

    Para evitar dichas consecuencias y lograr las metas definidas de forma eficaz, existen aspectos fundamentales, siendo uno de ellos la generación de un clima positivo al interior del equipo de trabajo, lo que se encuentra determinado por una serie de factores, algunos de los cuales revisaremos a continuación.

    2. Liderazgo Positivo
    Tal como se revisó en la clase anterior, en un equipo de trabajo que desea ser eficaz, el rol del líder es fundamental. Siendo él quien debe velar por la relación entre los miembros del equipo y generar un liderazgo positivo que les motive a alcanzar las metas propuestas. Por esta razón, dentro de un equipo de trabajo, el liderazgo positivo es lo primero que se debe establecer.

    • Las principales características de un líder positivo son:
    • Ejecuta todas las acciones en conjunto con su gente.
    • Sabe escuchar.
    • Es capaz de comunicar a su equipo las metas de la organización.
    • Tiene la visión de hacia dónde va la organización.
    • Sabe dirigir al equipo, cuando los esfuerzos comienzan a orientarse hacia una dirección incorrecta.

    3. Comunicación
    Sumado al liderazgo, para mantener un clima positivo que posibilite el funcionamiento eficaz del equipo, es fundamental que exista una comunicación fluida dentro del mismo. El trabajo en equipo exige ante todo coordinación y ésta sólo se logra con una comunicación clara entre sus miembros.

    La comunicación debe darse en todas las direcciones:

    • De arriba hacia abajo (es decir, del jefe hacia sus colaboradores).
    • De abajo hacia arriba (de los colaboradores hacia el jefe). 

    • Horizontalmente (entre colaboradores).

    4. Retroalimentación y Autoevaluación
    Antes de conocer la importancia e influencia de los procesos de retroalimentación y autoevaluación en el mantenimiento de un clima positivo, resulta de utilidad repasar sus definiciones:

    ¿Qué es la Retroalimentación? 
En comunicación, la retroalimentación o feedback (en inglés) es el regreso de información desde el receptor hacia el emisor. A través de este intercambio, el emisor confirma la recepción del mensaje y asegura su comprensión. 


    ¿Qué es la Autoevaluación? La evaluación del desempeño laboral, realizada por el líder o por los pares a través de la retroalimentación, es fundamental para que los colaboradores visualicen sus aspectos de mejora, de manera de generar cambios positivos que ayuden al equipo a alcanzar sus metas.

    Puedes conocer más sobre los procesos de Retroalimentación y Autoevaluación revisando los contenidos del Diplomado en Dirección de Equipos perteneciente a nuestros programas certificados por Duoc UC.

    5. Pensamiento Positivo
    El pensamiento positivo es otro factor a considerar. Siempre hacen falta ideas nuevas y éstas deben ser valoradas, asumiendo riesgos y estimulándolas.

    Por otra parte, los errores son oportunidades de aprendizaje. No deben censurarse ni ser criticados sentenciosamente, por el contrario, el encargado del equipo debe redireccionar el error para obtener los resultados que se esperan.

    6. Reconocimiento
    La motivación y el reconocimiento van de la mano en el camino hacia la madurez del equipo, estableciendo las bases para la generación de relaciones positivas y el cumplimiento de metas. Muchas veces quienes lideran los equipos de trabajo no le comunican a sus empleados que están haciendo las cosas bien.

    Es muy importante mencionar cuándo las personas están desempeñando bien su rol, ya que esto es un incentivo para continuar en esa línea y les motiva a querer desarrollarse y seguir avanzando.

    La valoración de los equipos laborales ha aumentado con el paso del tiempo, pasando de una estrategia de motivación y resolución de conflictos, a proporcionarles la oportunidad de tomar decisiones, planificar y conducir los procesos en los cuales están involucrados.

    ¿Te gustaría profundizar más en estos 6 elementos? Lo que acabas de leer es un extracto de clase de la unidad Generación de un clima positivo del curso Aplicación de herramientas para la gestión de equipos que imparten eClass en conjunto con Duoc UC.

    Cultura organizacional y liderazgo. Claves para una dupla exitosa

    liderazgoygestiondepersonaledit
    liderazgoygestiondepersonaledit

    Actualmente el 70% de la rentabilidad de las empresas se debe al desempeño de las personas que trabajan en estas. Ellas son el motor central de las organizaciones y claves para alcanzar los objetivos corporativos.

    Sin embargo, debemos considerar que la comunión entre colaboradores y empresa no siempre es tan sencilla de lograr. Sobre todo en un mundo donde parece que todo es más fugaz y es cada vez menos común que una persona permanezca y se desarrolle profesionalmente dentro de una misma organización.

    Para conseguir esto es necesario una nueva forma de administrar y planificar los negocios, donde la misión sea conseguir que las personas actúen en absoluta armonía con el core business de la firma. Ante esto es necesario preguntarse lo siguiente:¿Cómo asegurar que a la empresa ingresen personas que agregarán valor en el cumplimiento de los objetivos? En definitiva, ¿cómo asegurar que las personas que ingresan a la empresa comparten la Visión y Misión de esta?

    Liderazgo para la Resolución de Conflictos - ¡Descarga gratis la guía!

    Una forma de alinear los esfuerzos de las personas con los objetivos de las empresas es implementando el Modelo de Alineamiento Estratégico, el que propone que las organizaciones cuenten con las personas que su modelo de negocios requiere para cumplir sus metas.

    La siguiente imagen propone un modelo de alineamiento general, donde la organización debe desarrollar estrategias que incorporen, al menos, tres elementos para que pueda cumplir con sus objetivos estratégicos. Estos son:

    1. El entorno competitivo que condiciona la estrategia de la empresa.
    2. Las competencias que tengan las personas que conforman el capital humano de la organización.
    3. Los valores que establecen expectativas de comportamiento de las personas que son parte de una misma organización.

    Cultura organizacional y liderazgo. Claves para una dupla exitosa

    Tanto las competencias como los valores corresponden al ámbito de las personas. Ambos requieren ser gestionados para alcanzar los objetivos trascendentales de una organización. 

    Qué es y cómo funciona la cultura

    La cultura organizacional es el conjunto de hábitos y creencias establecidos por las normas, los valores, actitudes y las expectativas que comparten todos los miembros de la organización. Constituye la manera institucionalizada de pensar y actuar que existe en una empresa.

    Las normas de comportamiento evolucionan constantemente y reciben influencia de muchos factores. Entre ellos están:

    - Los valores.

    - Las creencias de la comunidad.

    - La naturaleza de la actividad que realiza el grupo.

    - Los líderes y héroes, previos y actuales.

    - Los episodios históricos.

    - Los éxitos y fracasos.

    - Las condiciones físicas y geográficas.

    - El comportamiento de personas como los clientes, accionistas, proveedores, competidores y otros.

    La cultura organizacional también puede entenderse como el conjunto de hábitos y creencias establecidos por las normas, los valores, actitudes y las expectativas que comparten todos los miembros de la organización.

    Conocer la importancia de la Cultura Organizacional sin duda te ayudará a empoderarte como líder. ¿Qué esperas para conocer más sobre este y muchos otros temas? 

    Los 5 objetivos de la gestión por competencias

    Los 5 objetivos de la gestión por competencias
    Los 5 objetivos de la gestión por competencias

    Hoy el mundo es competitivo y exige que las personas estén cada vez más capacitadas para afrontar sus labores, buscando además que las realicen con excelencia. Ante este escenario toma relevancia la gestión por competencias en la medición del desempeño de los colaboradores.

    Evaluación del desempeño

    La evaluación del desempeño como herramienta administrativa ha sido utilizada desde principios del siglo pasado. Sin embargo, ahora se promueve más el uso de la gestión del desempeño.

    En esta instancia el jefe toma el rol de un juez que dictamina si lo que hizo el colaborador está bien o mal, y en base a ello le da recomendaciones para mejorar. En este esquema, el empleado asume una actitud pasiva, a menudo defensiva, tratando de justificarse para no tener una calificación deficiente.

    Esto convierte, a menudo, la sesión de evaluación en una “negociación” que hace perder la objetividad del proceso. Su diseño incluye un balance de fortalezas y debilidades, es decir, oportunidades de mejora e incluso planes de mejoramiento. Sin embargo, esta información no tiene todo el efecto positivo que se espera. Esto sucede porque estos planes se retoman al cabo de un año, cuando se vuelve a tener la sesión de evaluación.

    ¿Te gustaría conocer la oferta de Diplomados de liderazgo que tenemos disponibles para ti? Haz clic en el siguiente enlace para ser contactado por uno de nuestros ejecutivos. 

    ¡Quiero ser contactado y conocer todo sobre la metodología de estudio!

    ¿Qué es la Gestión del Desempeño?

    La gestión del desempeño es un proceso que permite alinear las estrategias y objetivos de la organización con los resultados y competencias que se esperan de cada empleado. Su fin es contribuir a la gestión del talento humano mediante un plan adecuado, seguimiento y evaluación de sus resultados y competencias. 

    Si quieres profundizar en este tema puedes revisar el artículo Cómo la gestión por competencias mejora el trabajo en equipo”.

    Su énfasis es el mejoramiento del desempeño, por lo cual se analiza la actuación pasada. Lo importante, sin embargo, es lograr que los empleados mejoren sus actuaciones y logren los resultados esperados. Bajo este enfoque, el jefe asume más un papel de tutor y se involucra al empleado de forma activa en su propio desarrollo.

    Este proceso involucra una estrategia de asesoramiento sobre el desempeño (supervisión y acompañamiento- coaching-, retroalimentación y desarrollo personal) y una revisión del mismo (evaluación formal de desempeño al final del período). Esto se realiza conjuntamente con los superiores y los empleados,  para  supervisar y mejorar el desempeño individual, y obtener información para los demás procesos de gestión humana.

    Info_decisión_1

     Objetivos de la gestión del desempeño

    Existen 5 importantes objetivos de la gestión de desempeño:

    1. Acordar con el  empleado  los resultados que debe alcanzar y las competencias por desarrollar, optimizando las relaciones jefe-empleado en un marco de reglas claras y expectativas comunes.

    2. Detectar áreas de mejora en el desempeño y formular compromisos para lograrlo, mediante el diseño de planes de capacitación y desarrollo individuales.

    3. Facilitar al empleado la identificación de su contribución al logro de los objetivos de la empresa.

    4. Detectar personal con potencial de desarrollo.

    5. Obtener información para asegurar la mayor justicia interna en el mediano y largo plazo en la política de compensaciones.

    Las ventajas de un sistema de gestión del desempeño basado en competencias son las siguientes:

    - Permite una vinculación más estrecha con la estrategia de la empresa.

    - Es un proceso continuo e integrado.

    - Facilita el desarrollo de capacidades y competencias.

    - Diseño de modelos mixtos de gestión del desempeño.

    La evaluación del desempeño se basa en una clasificación sobre resultados obtenidos y la actuación del empleado durante en el período evaluado, que generalmente es un año. Y se enfoca en clasificar a los colaboradores para tomar decisiones como incrementos salariales. 

    Dimensiones del desempeño

    En el desempeño en el trabajo se pueden diferenciar dos dimensiones:

    Info_Liderazgo_Decisión 2

    El desempeño deseado se vincula simultáneamente con el logro de los objetivos y las competencias utilizadas en este proceso.

    Cómo pasar de ser un super jefe a un excelente líder

    Cómo pasar de ser un super jefe a un excelente líder
    Cómo pasar de ser un super jefe a un excelente líder

    La industria está cambiando: con un mercado cada vez más competitivo y profesionalizado, las empresas no solo buscan “jefes” sino “líderes” que puedan sacar el mayor provecho a los equipos de trabajos y generar buenos resultados a la par de un buen ambiente laboral.

    Pero ¿por qué hablamos de un super jefe?

    Hay jefes o gerentes que conocen a la perfección las tareas de su área y las fortalezas y debilidades de su empresa, obteniendo resultados satisfactorios en el corto plazo. Sin embargo, si no velan por generar un ambiente positivo donde todos los colaboradores puedan desarrollarse, a la larga, sus equipos se desgastarán y esto podría tener un costo bastante significativo para la organización.

    ¿Por qué hablamos de excelente líder?

    Porque un líder puede, además de generar excelentes números, lograr que el equipo de trabajo tenga un alto desempeño, con un ambiente positivo y que permita tomar riesgos, reconocer sugerencias y aprender para seguir superando obstáculos. Todo esto generando confianza y motivando a sus colaboradores.

    Liderazgo para la Resolución de Conflictos - ¡Descarga gratis la guía!

    Ahora, ¿qué cosas debe hacer un jefe para pasar a ser un líder? Te contamos a continuación 7 cosas que debes hacer para lograrlo:

    1. Quiere a tu equipo: nadie puede liderar gente si no valora o no le agrada la compañía que tiene.  Deja de ver a tus colaboradores como empleados y reconócelos como un equipo conformado por personas con cualidades y personalidad única. Para ser un líder es necesario apreciar a quienes trabajan junto a ti y alegrarte de verles crecer personal y profesionalmente en la empresa. Ellos te lo agradecerán.

    2. Guía a tu equipo, no lo controles: si bien hay que estar al tanto de lo que sucede y no es necesario controlar todas las acciones de un equipo de trabajo. Un líder sabe que su equipo logrará mejores resultados recibiendo dirección y apoyo en lugar de un control estricto que no les deje pensar por sí solos.

    3. Adáptate: ser intransigente en la forma de hacer las cosas puede costarte caro. Los líderes buscan adaptarse a las necesidades de la empresa y también entender las de sus equipos y así encontrar la forma de hacer que el rendimiento sea efectivo sin que se cree demasiada tensión entre ambos .

    4. Aprende a delegar: no confiar en nadie las tareas importantes y asignártelas solo a ti terminará por colapsarte. Un buen líder confía en su equipo y sabe delegar y entregar tareas dando instrucciones claras sobre los objetivos, transmitiendo experiencia y haciendo un seguimiento periódico del trabajo.

    5. Responsabilízate y no te asignes todo el mérito: un verdadero líder sabe que su éxito viene de los esfuerzos de su equipo y deja el ego de lado. Celebra y reconoce los logros de tu equipo cuando triunfa y asumen también con ellos la responsabilidad cuando fallan, dándoles apoyo y ánimos de volver a intentarlo de otra manera.

    6. Elimina tu aversión al riesgo: evitar el riesgo y preferir ir a lo seguro aunque los resultados sean mediocres no solo será malo para la empresa sino que también desmotivante para todos. Por el contrario, un líder sabe que quien no arriesga no gana. Permítete tomar algunos riesgos controlados y anima a tu equipo a probar cosas nuevas y si fracasan, velo como una oportunidad de aprendizaje y mejora.

    7. Motiva: un mal jefe busca lograr los objetivos ejerciendo miedo en su equipo, lo que puede entenderse como un posible despido, bajar los beneficios, aumentar la carga laboral sin un objetivo claro, etc. El líder lo hace animando a sus empleados a dar lo mejor de sí mismos, y es capaz de ver grandeza en su equipo incluso cuando sus miembros no la ven en sí mismos.

    ¿Sabías qué?

    - El 50% de los empleados renuncian por culpa de su jefe, según estudio de Gallup.

    - El 69% de los jefes se sienten incómodos comunicándose con sus empleados, según estudio por Interact.

    - El 41% de los ejecutivos esperan que un buen líder saque el mejor provecho a sus equipos, según estudio de Universium.

    Estas estadísticas representan solo parte del panorama laboral actual  y lo importante que puede ser desarrollar herramientas como líder. 

    Cómo construir equipos exitosos y no fracasar en el intento

    Cómo construir equipos exitosos y no fracasar en el intento
    Cómo construir equipos exitosos y no fracasar en el intento

    Conocer los conceptos básicos de los equipos es la clave para construir grupos de trabajo exitosos y capaces de cumplir las metas propuestas.

    Equipos de trabajo en el contexto actual

    El ser humano es un ser social. En el ámbito laboral esto se hace aún más evidente, ya que para lograr nuestras metas y objetivos es necesario contar con el apoyo de otras personas. La única forma de alcanzar grandes propósitos es a través de un equipo de trabajo. 

    Por esto organizaciones se han constituido en función de una meta común y de un grupo de personas dispuestas a trabajar por ella.

    Para alcanzar metas y crear valor en la sociedad se deben generar equipos de personas altamente motivadas, capaces de moverse por ellas mismas para cumplir el objetivo compartido y generar dinámicas de colaboración para ir más allá de las diferencias individuales, convirtiéndose así en un sistema coherente, dinámico y productivo. En otras palabras, en un equipo de trabajo de alto rendimiento.

    Liderazgo para la Resolución de Conflictos - ¡Descarga gratis la guía!

    ¿En qué consiste el trabajo en equipo?

    Toda organización es fundamentalmente un equipo constituido por sus miembros, pero para entenderlo es importante aclarar y diferenciar dos conceptos: equipo de trabajo y trabajo en equipo.

    1. Equipo de trabajo es el conjunto de personas asignadas o autoasignadas, de acuerdo a habilidades y competencias específicas, para cumplir una determinada meta bajo la conducción de un coordinador.
    2. Trabajo en equipo se refiere a la serie de estrategias, procedimientos y metodologías que utiliza un grupo humano para lograr las metas propuestas. 

    Resumiendo, un equipo de trabajo es un conjunto de personas que se organizan en forma determinada para lograr un objetivo común. En esta definición quedan implícitos los tres elementos claves del trabajo en equipo: personas, organización y objetivo común.

    Principales características de los equipos de trabajo

    Tal como sucede en otros ámbitos de la vida, cuando se trata del ambiente laboral es fundamental que este sea lo más agradable posible. Considerando que pasamos la mayor parte del tiempo en nuestro lugar de trabajo, es importante seleccionar al personal con asertividad.

    Los equipos de trabajo que están detrás de una entidad cualquiera, y que establecen comunicaciones con los clientes, ya sean internos o externos, son determinantes en el resultado final, ya que estos son el contacto directo con nuestro público objetivo: los clientes.

    Dentro de los rasgos principales que se deben tener en cuenta al momento de formar un equipo de trabajo destacan seis características fundamentales:

    • - Persiguen una misma finalidad u objetivo.

    • - Lo forman personas con diferentes experiencias, edades y actitudes.

    • - Interacción entre los diferentes miembros.

    • - Existe un sentimiento de pertenencia al equipo.

    • - Normas establecidas por todos.

    • - Roles diferentes: cada persona representa un papel y una función en el equipo.

    Considerando lo anterior, hace sentido que muchos libros y autores definan el trabajo en equipo como un conjunto de personas que interactúan directamente, con una finalidad perseguida por todos, para cuya consecución establecen normas de funcionamiento acordadas por todos los miembros del equipo del cual se sienten parte.

    Una vez establecidos estos parámetros, podemos decir con propiedad que vamos por el camino correcto en la formación de nuestro equipo de trabajo.

    Ahora que tienes las claves para formar un equipo de trabajo eficiente ¿te gustaría seguir conocer otras formas de potenciar a tu equipo? Descarga gratis el ebook “Liderazgo para la resolución de conflictos” en este enlace. En este documento encontrarás las claves para lograr el éxito en los equipos que lideres.

    Conoce las claves para cumplir metas en equipo

    Conoce las claves para cumplir metas en equipo
    Conoce las claves para cumplir metas en equipo

    Para lograr las metas definidas de forma eficiente, existen aspectos fundamentales a considerar por todo equipo de trabajo. El correcto liderazgo es lo primero que se debe conocer y establecer.

    Aspectos fundamentales para el cumplimiento de metas

    Un equipo de trabajo tiene un fin en común. Este consiste en lograr las metas definidas en el comienzo de su formación. Si este objetivo no es alcanzado, independiente de las múltiples razones que puedan surgir en el camino, podemos estar frente a un grupo laboral no eficaz.

    Si entendemos la eficacia como la capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera, esta es una palabra clave para alcanzar nuestros objetivos. 

    Para lograr las metas definidas de forma eficiente existen aspectos fundamentales a considerar por todo equipo de trabajo. El liderazgo correcto es lo primero que se debe conocer y establecer.

    Las características y acciones de un liderazgo positivo son:

    • -Ejecuta todas las acciones en conjunto con su gente.

    • -Sabe escuchar.

    • -Es capaz de comunicar a su equipo las metas de la organización.

    • -Tiene la visión de hacia dónde va la organización.

    • -Sabe dirigir al equipo, cuando los esfuerzos comienzan a orientarse hacia una dirección incorrecta.

    Para que un equipo funcione de manera eficaz, es fundamental que exista un gran nivel de comunicación dentro del mismo. El trabajo en equipo exige ante todo coordinación y esta solo se logra con una comunicación fluida entre sus miembros.

    ¿Te interesa saber cómo formar equipos exitosos? Te invitamos a revisar el artículo "Cómo construir equipos exitosos y no fracasar en el intento".

    Descarga este brochure y accede a nuevas oportunidades de crecimiento profesional

    La siguiente infografía muestra la retroalimentación y la autoevaluación, y su importancia al momento de trabajar en equipo:

    La motivación y el reconocimiento también van de la mano en el camino hacia el cumplimiento de metas. Muchas veces quienes lideran los equipos de trabajo no le comunican a sus empleados que están haciendo las cosas bien. Es muy importante mencionar cuando las personas están desempeñando bien su rol, ya que esto es un incentivo para continuar en esa línea. El equipo debe ser reconocido tanto por sus esfuerzos como por sus resultados.

    La valoración de los equipos laborales ha aumentado con el paso del tiempo, pasando de una estrategia de motivación y resolución de conflicto, a proporcionarles la oportunidad de tomar decisiones, planificar y conducir los procesos en los cuales están involucrados.

    Un equipo de trabajo tiene un fin en común, que es lograr las metas definidas en el comienzo de su formación. Si este objetivo no es alcanzado, independiente de las múltiples razones que puedan surgir en el camino, podemos estar frente a un grupo laboral no eficaz.

    Formación, evolución y madurez de los equipos

    En la medida que avanza el trabajo en equipo se identifican las funciones de cada uno de sus integrantes, éstas dependen de las características personales, la capacidad de trabajo, y conocimientos previos que tiene cada uno, así como también de la forma en que interactúan con otros miembros. 

    Un equipo de trabajo es en términos simples un grupo de personas que busca un fin común. 

    Sin embargo, no siempre se logra crear una sinergia. Esto significa que el resultado global alcanzado por el grupo es superior a la suma de los resultados que obtendrían sus componentes trabajando individualmente.

    Es fundamental crear y motivar el compañerismo entre los miembros de un grupo laboral, de manera que las personas se sientan comprometidas entre sí y con el objetivo propuesto. 

    ¿Te interesa seguir profundizando en este y otros temas? Descarga el siguiente brochure y revisa nuestros cursos y diplomados en Liderazgo certificados por instituciones de prestigio y con una metodología flexible a tu disposición.

    Nueva llamada a la acción